miércoles, 17 de febrero de 2010

Odio profundo


Podría odiarte.
De hecho, creo que lo hago.Profundamente.
Mi odio hacia ti es tan profundo como un mar bravío. Es tan torrencial como una tormenta de verano.
Pero a la vez es tan fugaz como una caricia a media tarde, como un beso entre la lluvia.
Ven aqui, hazme deshacer este odio que crece y se pasea por mi cabeza como una de esas nubes de tormenta.
Ven aqui, dame uno de esos besos fugaces que le quitan intensidad a este oscuro pensamiento.
Solo, ven aqui, mis manos y mis ojos se encargaran de decirte como quiero que me apagues la rabieta.

Decir que te odio es solo otra manera de decirte que te amo con cada poro de mi piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario