domingo, 4 de abril de 2010

Sonrisas de colores









Mis sonrisas hubo un momento en el que se me cristalizaron todas y se rompieron en trocitos de colores, ese día estabas tú, me mirabas el hueco roto de la boca y se te enmudecian la cuerdas vocales, aún recuerdo tu desesperación por recogerlos todos y meterlos en un tarrito transparente para que el sol hiciera arcoiris al dejar pasear sus rayos entre los huecos, por un momento se mezclaron los colores de los cristalitos con la sangre de tus manos y tus lágrimas desesperadas, yo me moría por gritar pero me quedé por un momento sin labios ni fuerzas.
Desde ese día ya nadie puede sacarmelas excepto tú, de vez en cuando me las sacas del frasquito y me pones unas casquitos en los labios, y sin querer se me curvan y se me cae la lagrimilla indiscreta.
Ay! de cuando yo era una chica de sonrisas fáciles, Ay! de esos días en el que el mismo viento me hacia cosquillas en los huesos y las sonrisas eran fluidas, Ay! de cuando mis cristalitos aún estaban conmigo.

Siempre has sido tu el que más sonrisas me has sacado, nunca me he quejado, ahora solo puedo quejarme de este dolor roto en los labios y el corazón.
Siempre que quiero sonreir y tu no estas cerca para dejarme un par de cascos, me salen las sonrisas forzadas y falsas, me salen con pequeñas grietas y es como si mil cristales se me clavaran en el miocardio y los huesos de pronto quisieran quebrarse.

Algun día las recuperare y sere capaz de reirme de la vida yo solita.

1 comentario: