miércoles, 5 de enero de 2011

Labios de hiel, los tuyos.

Tus tupidos labios rojos
se arrodillan ante la escalinata de mi vejez.

Y me miras
como gato en espera de caricias.

Y me dominas.

1 comentario: